Habitualmente las necesidades online son las grandes desconocidas para los empresarios. Exceptuando  los e-commerce o los negocios abiertos por expertos online, la mayoría de los emprendedores dedica mucho esfuerzo en crear su negocio e incluso en hacer una página Web, pero casi siempre carece de la información necesaria para saber cómo puede hacer que su negocio sea realmente visible y relevante en la Web.

La ventaja del SEO frente a las campañas de publicidad tradicionales es que el coste es muy inferior y el retorno de inversión es realmente bueno, algunos expertos lo sitúan en un 75%. El motivo principal es que el marketing tradicional se realiza de forma más general, contando con pocas posibilidades de adaptación a una empresa concreta, mientras que el marketing online permite adaptar estrategias y, sobre todo, presupuesto a las necesidades y capacidades de cada empresa.

El SEO garantiza un alto porcentaje de conversión

Las estrategias de SEO y marketing online actuales se centran en los gustos de los compradores potenciales y en sus propias necesidades. Gracias a este enfoque, impensable hasta hace poco tiempo, las personas que reciben la información de una empresa son muy receptivas al mensaje que ven o escuchan, por lo que gran parte del proceso de captación y conversión ya está hecho previamente.

No olvidemos que si una página Web se sitúa en las primeras posiciones del resultado de búsqueda, lo hace para las búsquedas de unas palabras determinadas que se han elegido con sumo cuidado, y que el usuario que obtiene el listado está interesado en los productos que ofrecen las Webs que se posicionan porque ha realizado la búsqueda por voluntad propia.

En este punto es donde la estructura y contenido de nuestra página Web cobra toda la importancia. Un usuario interesado en nuestros productos ha visitado nuestra Web, es el momento de cumplir con sus expectativas para conseguir que se quede, convierta y vuelva. Una auditoría SEO en profundidad, un buen diseño y además un plan de contenidos muy cuidado lograrán que una Web sea atractiva para los usuarios que llegan a ella.

El SEO adapta tu mensaje a la evolución del mercado

Cuando una empresa trabaja el SEO está trabajando en un entorno dinámico, que cambia en función de las necesidades del mercado y también de los usuarios. Si nos limitamos a realizar un anuncio y publicarlo en algún medio audiovisual, o incluso en un medio de comunicación online, éste terminará quedando obsoleto tarde o temprano. Sin embargo, si desarrollamos una estrategia SEO estaremos poniendo el énfasis en la evolución de nuestra página Web y de nuestra oferta para dar siempre prioridad a lo que los usuarios esperan de nosotros.

Estos son solo cuatro puntos relevantes a la hora de decidir si comenzamos una estrategia SEO para una página Web. Podríamos profundizar en cada uno de ellos, pero lo dejaremos para otra ocasión. Nuestra intención hoy es concienciar a los emprendedores de que invertir en SEO no es derrochar el dinero, sino hacer una inversión que retornará muchos beneficios en el futuro.

Y tu negocio, ¿necesita SEO?